Atalaya: desde la tela de araña

Cultura en la red, reflexiones, relatos, tutoriales y paridas diversas

[Libro #2] The Time Traveller, Smith: Volume 1

2018-01-21 18:20 No sé muy bien cómo acabó este libro electrónico en la app de mi móvil, pero empecé a leerlo en las circunstancias habituales para este tipo de cosas, cuando no tenía ninguna otra cosa a meno. Supongo que me atrajo el ambiente steampunk y el planteamiento, o también el hecho de que posiblemente estuviera gratis en Amazon en ese momento, pero a saber.
Es una novela corta en la que el protagonista, que tiene ese oficio tan steampunk de arreglar relojes y que además vive en el mismo Londres victoriano, se ve transportado tras una catástrofe a un mundo postapocalíptico con una especie de Morlocks, una heroína llamada K que es americana y los dos juntos van a salvar el mundo.
Esta novela corta tiene prácticamente todas las mimbres de un relato steampunk; tiene algunos elementos originales, como el enviado de una República Protestante-Musulmana de Texas, y unos personajes curiosos; el ambiente está bien logrado, y el lenguaje también. En resumen, es una pieza perfectamente válida del engranaje steampunk que no va a abrir nuevos caminos, pero que cumple su función.

[Libro #1] The Kept Woman, de Karin Slaughter

2018-01-17 20:15 Año nuevo, autora nueva. Es mi primer libro de Karin Slaughter, una autora de policíacos americana que cambia las metrópolis habituales, Nueva York o Los Angeles, por la ciudad de Atlanta.
Es una autora relativamente reciente, y además tiene, como suele ser habitual y manda la industria, tener los libros agrupados en series. Y esta, precisamente, es la última obra de la serie de Will Trent.
La estructura narrativa tampoco es la habitual en los policíacos, que suelen usar el punto de vista del investigador para que el lector tenga más o menos la misma información que el investigador, lo que hace que el susodicho lector se haga cábalas sobre si lo ha hecho este o el otro, cábalas que te suelen llevar por diferentes arenques rojos hasta que la autora, en este caso, te hace ver que las cosas no tienen nada que ver con la película que te has montado y que eres un lerdo, chaval.
Aunque tiene una entrada en la que no se revelan los personajes ni el punto de vista y en la que suceden, en si, parte de los hechos que luego se van a investigar, la historia comienza con el hallazgo de un cadáver, Dale Harding, un policía corrupto y arreglador de una empresa de gestión de deportistas. Sara Linton, médico forense, Amanda, Faith Mitchell, los diferentes policías del Georgia Bureau of Investigation se ponen a ello.
La novela es extensa, y lo que la sostiene es la literatura, no tanto la investigación, peleas y persecuciones. Las relaciones complejas entre los personajes, los conflictos internos que les provoca la investigación y los diferentes descubrimientos, la evolución de los personajes y sus relaciones, son más propios de una novela literaria que de una novela de género. Al final de la historia queda la brutalidad de la violencia de género, pero también la solidez de unos personajes que nunca son malignos ni bondadosos, sino seres de carne y hueso con sus buenas acciones y sus malas elecciones; la solución del caso importa más por el apego que uno le acaba teniendo a los personajes que por el caso en sí.
Pero el policial también aparece en la genialidad de las soluciones de la trama, que hay un momento que sorprende por lo ingenioso y retorcido. Pero no se presenta ese ingenio como fruto, o quizás causa, de la maldad intrínseca al personaje. Al contrario, es una cualidad redentora que salva al personaje. Y todo esto he tratado de contarlo sin espoilers.
Era un libro que tenía mi hija Elena para leer y que hemos leyendo a la vez; además, por ahí tiene todos los demás, así que habrá que seguir conociendo las andanzas de Sara Linton, Will Trent y el resto de la peña georgiana.

[Libro #31] Desayuno de campeones, de Kurt Vonnegut

2018-01-04 09:12 Y con este libro damos por finalizado el año 2017, que ha traído exactamente la misma cantidad de libros que el año anterior, 31. Como propósito de año nuevo, leerme el año que viene 32 libros. Venga, 33, vamos a tirar la casa por la ventana.
Este libro lo tenía en el Kindle del móvil desde hace tiempo y empecé a leerlo en uno de esos ratos que no tienes a mano más lectura que la que hay en ese aparato. Estaría Twitter especialmente aburrido o algo, pero es que Kurt Vonnegut tiene una manera de meterte en faena única, colocándote a los dos protagonistas, uno de ellos Kilgore Trout, el autor de novelas de ciencia ficción que aparece en otras novelas de Vonnegut y que es un trasunto de él mismo, en un curso de colisión. Pero es que él mismo aparece también en la novela, que es una reflexión sobre la creación en la literatura y sobre la predestinación. En general, el guión es simple y directo. Dwayne Johnson, un ricachón, se está volviendo loco. A la vez, invitan a Kilgore Trout a un festival de las artes más o menos en las inmediaciones de donde se encuentra Dwayne Johnson. Vamos siguiendo a uno y a otro, a los personajes secundarios, a las explicaciones piyayas del autor que dibuja, estilo El Principito, lo que se le va ocurriendo, y te explica por qué se usa "Etcétera" y te lo pinta y todo. Es a la vez una novela y una deconstrucción de la misma, una confesión del autor y una reflexión política sobre la guerra de Vietnam, el racismo y la literatura. En general, una mezcla interesante en una novela que no llega a ser ciencia ficción, pero que introduce, como cuentos escritos por Kilgore Trout, montones de temas de ciencia ficción de serie B o Z.
La traducción es latinoamericana, así que hay algún "tacho" de basura y similar. Nada que se interponga en tu camino de disfrutar de la lectura, que es totalmente aconsejable.

[Libro #30] Code simplicity, de Max Kanat-Alexander

2017-12-29 13:44 Víctor Rui me envió este libro de mi lista de deseos de Amazon, como un regalo de Navidad, y me zambullí inmediatamente en su lectura. Los libros delgados invitan a ser devorados rápidamente, en una o dos sentadas, mientras hacer cualquier otra cosa como escuchar, que no mirar, episodios de New Girl o comprobar de vez en cuando qué se cuece en Twitter.
Además, es un libro útil, porque aboga por la simplicidad en el diseño y el mantenimiento del software, que es algo a lo que todos deberíamos aspirar. La línea que no tienes que depurar es la que no has escrito, y el código, cuanto más simple, más fácil es de entender y de depurar.
El libro contiene una serie de reglas a la hora de abordar un proyecto y una serie de hechos que se alinean bastante bien con mi propia experiencia y además son puro sentido común. El código se debe probar; si el código no se prueba, no sabes cómo se va a comportar. Evita la sobreingeniería del código. Escribe sólo el código que vayas a usar en todo momento. En general, una serie de reglas que por su propia simplicidad, no resultan complicadas de usar en la práctica. Así que agradezco a Víctor el regalo, y por supuesto el mantenimiento de esta plataforma, Blogalia, que va ya hacia su 20 aniversario.

[Libro #29] The Thrilling Adventures Of Lovelace And Babbage, de Sydney Padua

2017-12-24 14:26 No es mi costumbre reseñar novelas gráficas por aquí. Muchas no tienen mucho que reseñar en el aspecto novelístico, y en el aspecto gráfico soy bastante ignorante y para decir "El colorista se lo curró" prefiero callármelo.
Pero este libro de Sydney Padua no es una novela gráfica al uso, ni siquiera un cómic al uso. El género que más se le acercaría es el de ensayo gráfico con toques ucrónicos. Pero, en general, es un trabajo excepcional.
Como su título indica, trata del trabajo y de la biografía de los dos personajes, centrándose un poco más en Ada Lovelace. Pero en vez de optar por la ficción directa o de ilustrar historias ya escritas de los personajes, Syndey Padua ha preferido ir a las fuentes originales e indagar qué hay de cierto, de exagerado y de falso en la visión que tenemos ahora mismo de los personajes históricos.
Confirma de esa forma que Augusta Ada Byron, condesa de Lovelace, era verdaderamente un personaje con un intelecto excepcional para su época, y de no haber muerto tan joven (a los 36 años) y por supuesto de no haber nacido mujer hoy estaría a la altura de un Turing o de Emmy Noether. Su trabajo sobre máquinas programables y su intuición sobre otros temas como la geometría o la inteligencia artificial la habrían hecho brillar a mayor altura que de Morgan, que fue uno de sus mentores o de Mary Somerville, que también contribuyó a su educación.
Pero el párrafo de arriba es precisamente lo que este libro no es. Usando una estructura inspirada por las anotaciones que hizo Ada al trabajo de Menabrea sobre la presentación de Babbage, y que acabaron teniendo más entidad que el original y constituyendo el grueso del legado de Ada Lovelace, incluye diferentes estampas, reales e irreales en un pocket universe" en el que la máquina diferencial se llevó a cabo. Un poco como La máquina diferencial de Gibson y Sterling, donde también Ada es protagonista, y que dio lugar a todo un género, el steampunk.
El libro resulta entretenido por lo dinámico, el trabajar con diferentes niveles de descripción, las notas a pie de página, las ilustraciones y la acción, y unas notas finales permite que el desarrollo de la acción sea ágil y divertido, y el descubrimiento y presentación de documentos originales permite ver a Ada, y también a Babbage como personajes de carne y hueso, con sus luces y sus sombras.
Y sobre todo, apreciar el trabajo realizado tendiendo un puente entre lo tedioso de la investigación histórica y lo divertido de un cómic. Que me compré, por cierto, en el Soho, a poca distancia del Marylebone donde Ada y Babbage desarrollaron gran parte de su trabajo.
Por tanto y en general, una historia y una autora, que no conocía, totalmente aconsejables. A seguir de cerca.

Se comenta en...

  • JJ en [Libro #30] Code simplicity, de Max Kanat-Alexander
  • rvr en [Libro #30] Code simplicity, de Max Kanat-Alexander
  • JJ en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • Palimp en [Libro #22] Fantasía, de Emilia Pardo Bazán
  • marta en [Libro #21] Birchwood, de John Banville
  • JJ en [Libro #10] The son, de Jo Nesbo
  • Anónima en [Libro #11] Prisoners of Geography, de Tim Marshall
  • JJ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • PABLO PASCUAL LÓPEZ en [Libro #3] A Christmas Carol, de Charles Dickens
  • JJ en [Libro #29] El guardián invisible, de Dolores Redondo
  • Sobre Atalaya

    Esta es la bitácora o blog de Juan Julián Merelo. Si quieres contactar con el autor, usa su correo electrónico jjmerelo (arroba) gmail.com, o simplemente deja un comentario. Y si quieres leer alguna cosa más de las que escribe, prueba esta novela

    Listas de deseos

    A veces leo

    Otras veces escribo en

    Blogalia Blogalia